PISCINA MUNICIPAL CUBIERTA EN BARBATE

Proyecto de Eddea Arquitectura y Urbanismo

Cliente: Consejería de Turismo, Comercio y Deporte. Junta de Andalucía
Autores: Eddea Arquitectura y Urbanismo, S.L.P.
Responsable Proyecto: Harald Schönegger
Responsable Arquitectura: Harald Schönegger e Ignacio Laguillo
Dirección de Obra: Ignacio Laguillo
Director de Ejecución: Rosalino Daza
Localización: Carretera A-319 Cazorla-Peal de Becerro. Cazorla (Jaén)
Año: 2006-2010
Sup. (m²t): 2.350 m²
Fotografía: Duccio Malagamba

Ver en galería_

Cliente: Consejería de Turismo, Comercio y Deporte. Junta de Andalucía
Autores: Eddea Arquitectura y Urbanismo, S.L.P.
Responsable Proyecto: Harald Schönegger
Responsable Arquitectura: Harald Schönegger e Ignacio Laguillo
Dirección de Obra: Ignacio Laguillo
Director de Ejecución: Rosalino Daza
Localización: Carretera A-319 Cazorla-Peal de Becerro. Cazorla (Jaén)
Año: 2006-2010
Sup. (m²t): 2.350 m²
Fotografía: Duccio Malagamba

Ver en galería_

La implantación de esta infraestructura en las Marismas de Barbate persigue dos objetivos principales: abordar la cuestión de la escala y aproximarse al entorno. Dada su ubicación en el borde del núcleo urbano, se optó por una ocupación extensiva del programa en la parcela. El edificio ajusta su escala reforzando la horizontalidad y se integra paisajísticamente con el entorno. Sus cubiertas buscan hacer un guiño a las tradicionales naves de saladeros que aún ocupan las referencias visuales del pinar.

El acceso acota el espacio de llegada, configurándolo como un pequeño espacio público, con un carácter más íntimo para el desarrollo de actividades. La transición entre el acceso y el edificio se logra con una oquedad en el volumen que se oculta desde el interior, pero que facilita el ingreso con más naturalidad. La zona arbolada con pequeñas dunas cambiantes da continuidad al vacío interior, aportando identidad al carácter público y abierto del edificio en armonía con el entorno natural.

Las diversas funciones del programa giran en torno a la primera zona de acceso y control, optimizando sus recorridos y áreas de transición. Las piezas edificadas están diseñadas con diferentes grados de permeabilidad e intimidad, permitiendo disposiciones generosas y registros para el conjunto. En el extremo Oeste se encuentran los vestuarios, administración, control y una sala deportiva, organizados alrededor del vestíbulo y un patio que filtra y proyecta hacia el exterior. En el lado Este, se ubica el volumen de las piscinas, concebido como un espacio diáfano iluminado con la calidez de sus paredes y vigas blancas, que permiten acoger las amplias luces del pabellón.